Un mundo normal

cartel Un mundo normal

Un mundo normal

País
España
Fecha de edición
2020
Duración
103 min
Género
Comedia negra
Director
Achero Mañas
Reparto

Ernesto Alterio, Gala Amyach, Ruth Díaz, Pau Durà, Magüi Mira, Óscar Pastor, Raquel Villarejo Hervás, Abdelatif Hwidar, Luis Miguel Seguí, Joan Darós

Fotografia
David Omedes
Música
Vanessa Garde
Montaje
José Manuel Jiménez
Producción
Mariela Besuievsky para Tornasol Films, Last Will, Voramar Films, Crea SGR
Distribución
DeAPlaneta
Estreno en España
2020 (11 septiembre)
Temática
Público
Sinopsis

El film narra el azaroso viaje debido a la determinación de un director de teatro excéntrico e inconformista, Ernesto, depositario del deseo de su madre de que cuando fallezca la sumerjan en el mar.

Ernesto, al recibir la noticia de la muerte de su madre se hará cargo de ejecutar los deseos que le había expresado esta en vida. Así que camino al cementerio secuestra el ataúd para llevarlo al mar y arrojar el cadáver tal como le había expresado su madre.

La hija de Ernesto, cansada de las locuras de su padre, le acompaña en este periplo alocado con la intención de hacerle cambiar de idea. Sin embargo, durante el viaje descubrirá que su padre no es ningún loco, tan sólo una persona fiel a sus convicciones.

El protagonista es una persona consciente de que en esta vida, las normas no pueden impedir la expresión de la libertad cuando esta no causa ningún mal a nadie. La idea puede recordar, salvando las distancias, el argumento de Captain Fantastic.

Rebelión fúnebre

La película se desarrolla a modo de comedia negra en formato road movie con toques de humor, pero también con un profundo compromiso ideológico. Por encima de la idea argumental, la película nos invita a pensar cómo queremos que sea nuestra despedida.

Una película ideal para reflexionar sobre las últimas voluntades para nuestra despedida del cuerpo físico que habitamos. En un momento histórico en el que la llamada "nueva normalidad" nos ha arrebatado el funeral digno, esta película es inspiradora.

Los ritos funerarios pueden parecer a veces excéntricos porqué son una convención social de consenso en cada cultura. Tan digno es el rito parsi de dejar que el cadáver se incorpore a la naturaleza como alimento de las aves carroñeras, como sumergirlo en el fondo del mar y dejar que la fauna de las profunidades marinas lo engulla, como se hacía antiguamente si la persona fallecía en medio de una travesía oceánica.

En palabras del director, la película “habla de lo singular de cada ser humano, de ser fiel o no a nosotros mismos, de los vínculos familiares y de la muerte que los separa".

Un error de asesoramiento para un funeral sin impacto ambiental

Hay un detalle sobre los procedimientos funerarios que se visualizan en el film, que desde un punto de vista ambiental, demuestra que no fueron bien asesorados. El cuerpo de la abuela lo embalsaman, para que se conserve, con lo cual lo rellenan de formaldheído, un producto de elevada toxicidad para el entorno natural y la salud de las personas.

Es cierto que para conservar el cuerpo varios días la tanatopraxia es la opción convencional, dado que el cuerpo debía ser sumergido en el mar, deberían haberlo tratado con un procedimiento ecológico como el Bio Sac 200.

En cualquier caso, es un detalle que escapa al espectador, pero deberían haber pensado que aunque no sea legal arrojar un cadáver al mar, al menos deberían haberlo planteado libre de tóxicos, pensar de hundirlo en un lugar de gran profundidad  y con el peso para que se sumergiera hasta el fondo.

Trailer oficial

Compartir :