Yo, él y Raquel

Cartel Yo, él y Raquel

Yo, él y Raquel

Título original
Me and Earl and the Dying Girl
País
Estados Unidos
Fecha de edición
2015
Duración
105 min
Género
Drama,
Dirección
Alfonso Gomez-Rejon
Reparto

Thomas Mann, Olivia Cooke, RJ Cyler, Nick Offerman, Connie Britton, Molly Shannon, Jon Bernthal, Katherine C. Hughes, Matt Bennett, Masam Holden, Bobb'e J. Thompson, Chelsea T. Zhang, Gavin Dietz, Edward DeBruce III

Fotografia
Chung Chung-hoon
Música
Brian Eno, Nico Muhly
Montaje
David Trachtenberg con guión de Jesse Andrews, autora además de la novela de la que surge la película
Producción
Fox Searchlight, Indian Paintbrush
Distribución
Hispano Foxfilm
Estreno en España
2015
Público
Sinopsis

Greg está cursando el último año de instituto en Pittsburgh, y su único objetivo es pasar desapercibido y terminar el instituto.

Greg pasa la mayor parte de su tiempo con su amigo Earl rodando versiones de películas con muy bajo presupuesto.

Rachel es una compañera de instituto, tiene leucemia y su madre insiste a su hijo Greg para que vaya a verla.

Aunque Rachel y Greg fueron buenos amigos en la infancia la adolescencia los separó. Rachel no está muy por recibirle, pero Greg insiste.

Una tarde de buena diversión les llevará a frecuentar esta amistad que está condenada por la enfermedad de Rachel.

No es una película sobre adolescentes con cáncer que se enamoran como Bajo la misma estrella o Cuando el amor es para siempre. Es una película de amistad pura, para nada romántica, y donde los tres protagonistas se enfrentan a compartir el dolor y la muerte.

Greg, que es quién nos cuenta la historia en primera persona, siempre se refiere a su relación con Rachel como una “amistad condenada”, sin embargo, vivir esa experiencia marcará su vida para siempre.
 

Aprendizajes sobre la vida y la muerte para adolescentes

Para nada es una película de pañuelo en mano, sino de aprendizajes, de lecciones oportunas que día a día la vida nos va ofreciendo mientras la muerte espera paciente y tranquila.

A partir de diálogos ingeniosos, la película no es sobre la enfermedad de Raquel sino sobre el crecimiento personal de Greg, de alguién que es un crío pasándolo bien con su compañero de trabajo Earl rodando y montando cortos, y la verdadera amistad lo convertirá en un ser sensible hacia los demás.

Quizás por ello, casi dos terceras partes de la película son de sonrisas y carcajadas, de vida en mayúscula. Pero el último tercio de la película lo presidirá la tristeza y el dolor de una muerte imposible de detenerla.

Lo que hace inolvidable esta película es que nos muestra que dentro de cada persona, existe un ingenio creativo que espera a ser empleado para el AMOR en mayúsculas.

La película que se proponen hacer Greg y Earl sobre Raquel es precisamente el mejor regalo para un final de vida o la mejor forma para imprimir un buen recuerdo a nuestro entorno.

Es una película que se adentra en el fondo de una amistad verdadera basada en descubrir a la persona que creíamos conocer y que nos ofrece lo mejor de sí.

Y todo ello a través de un relato personal, narrado por capítulos según el evento principal que lo preside.

El relato de alguien que nos cuenta que de "ratón modesto", para pasar inadvertido se convierte en "ardilla decidida" para saltar de árbol en árbol, inquieta y con mucha ilusión para vivir. Eso sí, todo gracias entablar una amistad condenada.

Una película que además es un homenaje también al cine como creador de sentimientos. Una honesta e inteligente cinta que propone un final de la adolescencia con encanto y compromiso vital.

Premio del Público en el Festival de Sundance 2015.

Compartir :