Volver a vivir

cartel Volver a vivir

Volver a vivir

Título original: 
Return to zero
País: 
Estados Unidos
Fecha de edición: 
2014
Duración: 
107 min
Género: 
Drama familiar. Telefilm.
Director: 
Sean Hanish
Reparto: 
Minnie Driver, Paul Adelstein, Alfred Molina, Connie Nielsen, Kathy Baker, Andrea Anders, Sarah Jones, Peter Jason, Bresha Webb, Sylva Kelegian, Marisol Ramirez
Fotografia: 
Harris Charalambous
Música: 
James T. Sale
Montaje: 
Anita Brandt, Burgoyne
Producción: 
Cannonball Productions
Estreno en España: 
2016 (28 de febrero, en Antena 3 TV)
Temática: 
Público: 
Sinopsis: 

Tele film basado en la historia real de una pareja exitosa que se prepara para la llegada de su primer hijo. Solo unas semanas antes de su fecha de vencimiento descubren que su hijo ha muerto en el útero y que nacerá sin vida.

Tras esta muerte perinatal del hijo sus vidas y relaciones quedarán alteradas para siempre por esta pérdida. Tratan de sobrellevar el duelo,  la negación, el escape, el alcohol y una aventura, nada puede salvar su matrimonio.

De pronto Maggie descubre que están nuevamente embarazadas (de una última escapada para 'salvar el matrimonio' a Las Vegas). Esta realidad les obliga a unirse para enfrentarse a un embarazo que les aterra.

El tema de esta película es la muerte intrauterina o muerte perinatal, la muerte del bebé en el útero antes del parto.

Volver a vivir es la historia de vidas sofocadas, pero que lentamente comienzan a recuperar el aliento y poner orden a su realidad. Uno más uno puede hacer tres, incluso después de la peor de las restas que el destino puede reservar.

Es interesante que exista un tele film sobre un tema del que se habla poco y todavía mal llevado socialmente. Además es un fenómeno que es menos raro de lo que se piensa.

La muerte de un bebé es algo tan terrible que se convierte en una especie de tabú, y cuando una pareja se enfrenta a ella habitualmente se siente completamente sola ya que piensan que sólo les sucede a ellos.

Aunque es un tele film, el lado bueno es que levanta ligeramente el velo sobre un tema todavía no resuelto, especialmente, en el trato legal y asistencial de un nacimiento sin vida.

Nadie puede prepararse  para la muerte de un bebé. Pero saber que sucede con relativa frecuencia permite poner algo de perspectiva y sentirse menos solo si sucede.

El tema es que no se trata solo la pérdida de un bebé, es también la pérdida de lo que podría haber sido.

Compartir :