La escafandra y la mariposa

cartel La escafandra y la mariposa

La escafandra y la mariposa

Título original
Le scaphandre et le papillon
País
Francia - Estados Unidos
Fecha de edición
2007
Duración
115 min
Género
Biopic
Dirección
Julian Schnabel
Reparto

Mathieu Amalric, Emmanuelle Seigner, Marie-Josée Croze, Anne Consigny, Patrick Chesnais, Niels Arestrup, Olatz Lopez Garmendia, Max von Sydow

Fotografia
Janusz Kaminski
Música
Paul Cantelon
Montaje
Juliette Welfling
Producción
Pathé Renn Productions / France 3 Cinéma
Distribución
Vertigo Films
Estreno en España
2008 (Febrero)
Público
Sinopsis

La escafandra y la mariposa es una película inspirada en la historia real. En 1985, a la edad de 43 años, Jean-Dominique Bauby, carismático redactor jefe de la revista francesa Elle, sufrió una masiva embolia. Salió de un coma veinte días más tarde pero entonces percibió el  “síndrome de cautiverio”, es decir, estar totalmente paralizado, no pudiendo moverse, comer, hablar ni respirar sin asistencia.

Tras el accidente, aunque su cerebro era funcional, el ser humano que lo habitaba era como un prisionero de su propio cuerpo, siendo solo capaz de comunicarse con el exterior mediante el parpadeo de su ojo izquierdo. Forzado a adaptarse a esta única perspectiva, Baudy crea un nuevo mundo a partir de las únicas dos cosas sin paralizar: su imaginación y su memoria.

En un hospital de Berk-Sur-Mer, le enseñan un código usando las letras más comunes del alfabeto utilizando el parpadeo de su ojo izquierdo. Mediante este parpadeo es capaz de deletrear letra a letra concienzudas palabras, frases y párrafos. Mediante este método es capaz de dictar una profunda aventura dentro del psique humano.

Gracias a este método es capaz de abrir la prisión que resulta su cuerpo (la escafandra) permitiéndole planear sin límites el reino de la libertad (la mariposa).

Un lenguaje nuevo

Toda su comunicación se construye con un guiño para decir "si" y dos para decir "no". Podía oír, comprender, recordar, pero no hablar. Además de su párpado izquierdo también estaban intactas su imaginación y su memoria: la mariposa.

Pronto con su ojo compuso palabras, frases y páginas enteras. Aunque paralizado en la cama o en la silla de ruedas, Bauby dejó constancia de su existencia y de sus reflexiones impresas en un libro breve pero intensa obra, sobre la cual se inspira la película.

El libro que le permitió escribir fue un éxito tanto de crítica como de público. Bauby tuvo la suerte de poder vivir el tiempo suficiente para escribir y ver publicado su libro, ya que falleció pocos días después de la publicación del mismo.

Antes de morir conoció ese éxito, supo que al fin consiguió la forma de comunicarse con el mundo que tanto anhelaba, haciendo realidad las últimas palabras de su libro: «¿Existen en el cosmos llaves que puedan abrir mi escafandra? ¿Una línea de metro sin final? ¿Una moneda lo bastante fuerte para comprar mi libertad? Hay que buscar en otra parte. Allá voy» Toda una lección para aquellos que dudan de la capacidad heróica del ser humano cuando se lo propone.

La escafandra y la mariposa podríamos decir que es la antítesis de Mar adentro, porque, frente al claustrofóbico  individualismo que refleja Amenábar, Julian Schnabel, premio al mejor director en Cannes en 2008, presenta al enfermo como foco de solidaridad y propugna la apertura a los demás  gracias a a una atención médica que le permite encontrar la felicidad, incluso en el dolor extremo.

Recomendamos la lectura de un trabajo del Dr. Eduardo Clavé Arruabarrena, titulado La escafandra y la mariposa: el testimonio de un hombre enclaustrado (2009) publicado en la Revista Médica del Cine, analiza en profundidad película.

Compartir :