Blind Spot (Punto Ciego)

cartel Blind Spot (Punto Ciego)

Blind Spot (Punto Ciego)

Título original: 
Blindsone
País: 
Noruega
Fecha de edición: 
2018
Duración: 
102 min
Género: 
Drama psicológico
Director: 
Tuva Novotny
Reparto: 
Pia Tjelta, Oddgeir Thune, Anders Baasmo Christiansen, Nora Mathea Øien, Ellen Heyerdahl Janzon, Per Frisch, Marianne Krogh, Carl Munck, Teodor Barsnes-Simonsen.
Fotografia: 
Jonas Alarik
Música: 
Peter Albrechtsen
Producción: 
Nordisk Film & TV AS: Elisabeth Kvithyll. Productores ejecutivos: Aage Aaberge, Henrik Zein. Coproductores: Rene Ezra, Matilda Appelin.
Estreno en España: 
No estrenada
Público: 
Sinopsis: 

Hay momentos de crisis de vida o muerte en los que el tiempo se detiene y se estira al mismo tiempo, se vuelve inmaterial y absolutamente esencial, y pocos espacios hacen más para confundirlo que un hospital, donde las vidas terminan, comienzan y se alteran drásticamente en segundos que pueden asemejarse a siglos.

El tema del suicidio no es nada fácil de abordar y los retos para superar tópicos son múltiples. Por tanto, que existan historias que permitan avanzar y reflexionar sobre el mismo es positivo. Este es el caso de una innovadora propuesta cinematográfica de cuño noruego.

Blind Spot es un intento de adentrase a las zonas grises que transitan por la mente humana hasta perturbarla, de los puntos ciegos que existen en su interior y tan difíciles son de percibir.

El film nos pone en la piel de cómo lo experimenta una madre cuando la tragedia le vislumbra que su hija estaba luchando con problemas mucho peores de lo que ella creía.

El deseo humano de ofrecer normalidad en su cotidianidad no siempre es el más adecuado para descubrir o afrontar los problemas emocionales o psicológicos que pueden tejerse en nuestra mente. Blind Spot, "Punto Ciego", cómo quizás podríamos traducir esta película, la firma Tuva Novotny, actriz sueca que debuta en la misma como cineasta, y con ella nos introduce en la experiencia de la reflexión sobre el suicidio desde la inteligencia de un lenguaje cinematográfico poco común.

Filmar en tiempo real nos evade de las consecuencias emocionales de un evento, sin embargo,  el valor del cine está en saber superar sus propias limitaciones.

Así pues, la película sigue a una familia de Oslo sumida en un trágico infierno emocional cuando súbitamente su hija adolescente, aparentemente con una vida sin problemas. salta desde la ventana del cuarto piso donde vive. A partir de este momento el espectador es arrastrado  a sumergirse en un inexplicable suceso sin un sólo momento para respirar.

A algunas personas les puede recordar la transgresión en el estilo narrativo cinematográfico que introdujo  en su momento Locke (2013) de Steven Knight que se sucede siguiendo sólo una conversación por teléfono a lo largo de un viaje en coche.

Película en tiempo real

Lo que hace de Blind Spot, una película inquebrantable es su implacable ejecución física y psicológica capaz de convertir el suceso de un instante, aunque profundamente triste y desgarrador,  en una experiencia que no da tregua a la conmoción y al dolor que le sigue.

Cada escena del film, desde el inicio de la película tiene su propósito. Desde el momento en que las niñas salen de la práctica de balonmano con varios diálogos propios de adolescentes hasta que la protagonista, Thea  llega a casa  y después de prepararse un sándwich, anotar algo en su diario y saludar agradablemente a su madre, María, se arroja, sin ceremonias desde la ventana de su habitación.

La elipsis en la escena sin embargo toma mayor relevancia cuando tras el silencio a una pregunta de la madre, la cámara nos muestra el rostro perplejo de esta y como esta se lanza desesperada fuera de la casa. El cuerpo de Thea vivo, pero destrozado, yace sobre la hierba, y su madre se descompone arrastrada por un frenesí hacia los pasillos de la unidad de urgencias del hospital, donde Thea ha sido trasladada.

A lo largo de todo el film, las esperas, los minutos agonizantes, los enigmas, todo es en tiempo real. Luego la narración de Blind Spot parece que se queda en el limbo de la sala de espera, preocupada más por el pronóstico inevitablemente sombrío de Thea, que por descifrar el misterio de su intento de suicidio.

Su directora Novotny reconoce que “Escribí el guión después de observar una conspiración dominante de silencio cuando se trata del tema del sufrimiento mental, tanto en el entorno familiar como en el entorno público. También sentí que la mayoría de las discusiones se centraban en la culpa y la causa, en lugar de la aceptación y la receptividad ".

La película fue exhibida en el Festival de San Sebastián (28 septiembre de 2018) y se le reconoció el mérito de filmar y adentrase en las entrañas de la problemática del suicidio con un planteamiento innovador. No ha sido estrenada hasta la fecha en España.

Trailer subtitulado en inglés

Compartir :