Sigo a vuestro lado

portada Sigo a vuestro lado

Sigo a vuestro lado

Autor: 
Juan José López Martínez,
Editorial: 
Isthar Luna Sol
Fecha de publicación: 
2019 (Octubre)
Idioma: 
Castellano
Impresión: 
Tapa blanda de 21,5 x 14 cm, 292 páginas
Público: 
Sinopsis: 

Sigo a vuestro lado recoge relatos emocionantes de padres que a través de la terapia regresiva conectan con sus hijos y logran gracias a ella aceptar la ausencia física a la vez que pueden sentir la presencia eterna del alama.

La pérdida de un hijo, pesa much y su ausencia desemboca en un duelo nada fácil de gestionar. La balanza está desequilibrada hacia un lado, aumentando su peso con los interminables «¿por qué?»

Encontrar sentido a esta pregunta lleva a búsquedas de todo tipo. Cuando la persona empieza a buscar… también encontra, y ahí es donde empiezan a aparecer esas señales que hasta aquel momento no se era capaz de reconocer y valorar.

Gracias a estas señales se puede rellenar el otro platillo de la balanza, evidenciando que el hijo perdido no solo está vivos, sino que además sigue a nuestro lado.

Solo los que han perdido un hijo son capaces de describir el dolor tan grande que eso representa.

El autor de este libro ha tenido la ocasión de acercarse a esta realidad a través de la Terapia Regresiva y con la sutileza, respeto y gran profesionalidad que le caracteriza, ha sabido transformar momentos de dolor y desgarro emocional de padres y hermanos en momentos de AMOR INCONDICIONAL atemporales, en ocasiones incluso sanando la culpa que sentían algunos progenitores.

Testimonios desde la terapia regresiva

En los relatos de los padres recogidos en el libro se percibe ese estado de alerta amorosa, captando y alegrándose con cada señal que sus hijos les ofrecen como diciendo «sigo aquí». Desde la comprensión de que «un alma es eterna, no muere».

Desde esta perspectiva los dolientes encuentran paz y esperanza. «... las cosas son como son y tienen que ser así, todo está bien, estoy donde tengo que estar; estad tranquilos, que nos volveremos a ver. Os he querido mucho y os sigo queriendo, ahora quiero a todo el mundo.»

En este libro Juan José López rompe esta barrera que hay entre la vida y la muerte y nos enseña por una rendija que el alma es eterna. Sin duda, algunos lo pueden considerar una creencia más. Eso es lo de menos. Tan sólo se trata de un testimonio que puede ser útil para encontrar consuelo ante la pérdida.

La terapia regresiva ha ayudado a muchas personas a encontrar paz ante el duelo de una pérdida. Este libro es un testimonio de todo ello. Al fin y al cabo, la muerte sitúa nuestro cuerpo físico en el cementerio o en cenizas esparcidas, pero nuestra espíritu, alma o como quiera llamarse persiste como lo demuestran múltiples testimonios.

Compartir :