Las invasiones bárbaras

cartel Las invasiones bárbaras

Las invasiones bárbaras

Título original: 
Les invasions barbares
País: 
Francia
Fecha de edición: 
2003
Duración: 
100 min
Género: 
Drama
Director: 
Denys Arcand
Reparto: 
Rémy Girard, Stéphane Rousseau, Marie-Josée Croze, Dorothée Berryman, Marina Hands, Pierre Curzi, Dominique Michel, Louise Portal, Yves Jacques, Daniel Brière
Fotografia: 
Guy Dufaux
Música: 
Pierre Aviat
Montaje: 
Isabelle Dedieu
Producción: 
Daniel Louis
Distribución: 
BiM Distribuzione
Estreno en España: 
2003
Público: 
Sinopsis: 

Remy, es un hombre divorciado que a sus cincuenta años, está en el hospital de Montreal. Su ex esposa Louise llama su hijo Sébastien, quien vive en Londres y que hace tiempo que no se habla con su padre, aunque finalmente, acepta volar a Montreal para ayudar a su madre y apoyar a su padre.

Tan pronto como llega, Sebastien alterará la atención médica que recibe su padre a golpe de talonario y poniéndolo en la opción que él desearía, pero que claramente vulnera los principios de su padre. Sin embargo, esta nueva situación permite que Rémy reciba la alegre banda que ha marcado su pasado: padres, amigos y ex amantes.

Este es el grupo de personas que se deleitaron en 1986 con una tertulia sobre la película El declive del Imperio Americano. Tras 17 años (estamos en el año 2001 y este film realizado después del 11 de septiembre del 2001, considerado la fecha como el principio de la caída del Imperio Americano) se vuelve a reunir el mismo grupo sólo que Rémy, está enfermo y a punto de morir.

Así que en esta reunión de última hora hay la voluntad de superar los rencores y los asuntos pendientes. Cómo indica el título de la historia, el mundo de Rémy y sus amigos, desaparece bajo la nueva invasión bárbara de las convenciones, el dinero y la globalización y de la que Sebastien es el vivo ejemplo.

Pero, ni los bárbaros aplastaron el imperio romano ni Sebastien con todo su poderío económico quebrantará las convicciones de Rémy. Al final, está claro que el dinero no es un poder en sí mismo sino el que adquiere según se use.

Cada uno de los personajes tiene su particular simbología en las diferentes escenas. Sin duda se trata de una película de culto en la que los personajes campan a su libre albedrío aunque de forma inteligente.

Toda la película está teñida de humor, pero también de sueños y el de Rémy es morir en paz rodeado de los seres que más quiere. Fue una de las primeras películas en poner en escena la eutanasia, con una fórmula transgresora que le daba casi el aire de legal.

Compartir :