La cabaña

cartel La cabaña

La cabaña

Título original: 
The Shack
País: 
Estados Unidos
Fecha de edición: 
2017
Duración: 
132 min
Género: 
Drama, fantasía
Director: 
Stuart Hazeldine
Reparto: 
Sam Worthington, Octavia Spencer, Tim McGraw, Radha Mitchell, Megan Charpentier, Gage Munroe, Amélie Eve, Avraham Aviv Alush, Sumire Matsubara, Alice Braga, Graham Greene (II), Ryan Robbins
Fotografia: 
Declan Quinn
Música: 
Aaron Zigman
Montaje: 
William Steinkamp, con guión de John Fusco, Andrew Lanham, Destin Cretton y adaptando la novela de William P. Young
Producción: 
Brad Cummings, Mike Drake, Gil Netter
Distribución: 
Entertainment One Films Spain
Estreno en España: 
2017 (Octubre)
Temática: 
Público: 
Sinopsis: 

Después de la trágica muerte de su hija pequeña, Mack Philipps, que procede una familia muy religiosa y casado con una mujer igualmente creyente, está plagado de tristeza y culpa, y siente un enorme rechazo de Dios por no impedir que una su hija inocente fuera cruelmente asesinada.

Un día, recibe una misteriosa nota que lo invita a pasar un fin de semana en la escena del crimen. Intrigado, va allí y en este lugar conoce a tres personajes quiénes son realmente Dios, Jesús y el Espíritu Santo, una Trinidad divina y amorosa.

Este encuentro no solo le permitirá sanar su sufrimiento, sino también reconciliarlo consigo mismo y con Dios. Pero sobretodo podrá hacer el verdadero duelo que no pudieron hacer ya que el cuerpo de su hija no se encontró para enterrarla.

Esta película de tintes claramente cristianos, también fue titulada "el camino del perdón" y adapta la novela de William Paul Young, que vendió más de 10 millones de copias en todo el mundo.

Más allá de las muchas alusiones bíblicas y de este encuentro con la Santísima Trinidad mientras está en coma puede juzgarse desde el punto de vista de la religiosidad.

De fondo hay una pregunta que toda persona que ha sufrido una pérdida traumática, especialmente, si se trata del asesinato de una niña (o niño) ya que se contradice con la idea cristiana de un diós calificado de "amor".

Por el Amor de Diós

La Cabaña  es pues un drama en el que a través de la experiencia humana de Jesús, el amor infinito de Dios y la sutileza del Espíritu Santo el protagonista encontrará la forma de perdonar al agresor y abrirse a la experiencia del presente amando a su familia en lugar de lamentarse continuamente de su pérdida y arruinar su propia experiencia. 

En cierta manera es una edulcorada fantasía con una fuerte carga evangélica pero que si uno se desprende de esta, va a reconocer que frente a una pérdida es imprescindible el perdón y sobretodo sentir el profundo dolor para que este se convierta en el estímulo para superar la situación.

Dejar aflorar el dolor es lo que nos permite cambiar la percepción que nos nubla el gozo de la experiencia presente que la Vida nos brinda siempre llena de Amor.  Sin duda, las tragedias escapan a menudo de nuestra comprensión, y es ahí donde dejarse fluir con la Vida nos abre a encontrarla otros significados que no son aparentes.

Es una historia pues que no habla del dolor insoportable, de la ira, del rencor, del perdón, de la reconciliación de la familia, de la soledad y, por encima de todo, nos acompaña a darnos cuenta que en el AMOR está la clave de todo.

El derrumbe paulatino de la vida de su protagonista, en especial, frente a su familia está ligado al hecho que en el foco de su vida pone el rencor por la tragedia de su hija. Más allá de la experiencia cercana a la muerte de su protagonista que puede ser calificada de fantasiosa, sirve a un propósito, el de sanar la ira con la Vida del protagonista.

Por otra parte la mayoría de las personas que han vivido una ECM testimonían que tras la misma, el dolor que sentían se ha convertido en profundo amor y les ha cambiado al iniciar nuevamente la vida.

Es especialmente remarcable la experiencia que su estado en ECM le permite "encontrar" el cuerpo de su hija asesinada y poderle dar sepultura, una inhumacion que a la vez sirve en la metáfora fílmica para hacer crecer un bello árbol lleno de vida.

Lamentablemente, la película no se adentra en las herramientas sobre el perdón, algo imprescindible para afrontar el dolor de toda pérdida o situación que nos hunde emocionalmente.
 

El autor de la novela

William Paul Young (1955-) es un escritor canadiense cuya obra La Cabaña, escrita inicialmente para sus seis hijos fue editada de forma familiar por su propia editorial Windblown Medios en 2007.

Pronto, el boca a boca lo convirtió en un libro de referencia y en juno de 2008 ya estaba en la lista best-sellers del New York Times en junio de 2008. Claramente, se le atribuye un único objetivo en sus obras, el de adentrarse en las dudas que plantea la fe cristiana especialmente las preguntas difíciles que a menudo impiden la fe en Dios.

Es cierto que en su momento algunas comunidades cristianas argumentaron el interés para fomentar la fe, pero W.P. Young defiende que ""Parte de mi viaje literario es decir que el alma del ser humano debe ser una creación masiva, intrincada y maravillosa, de la que Dios tiene un sumo respeto sea cual sea la forma que este tome (que no es ni buena ni mala) y que es esta existencia la que nos permite explorar nuestra particular existencia como parte de la consciencia divina o universal".

El libro además sostiene que  "Jesús no vino para comenzar una nueva religión ni es el fundador del cristianismo. Él vino a destruir el pensamiento religioso al introducir una nueva forma de relación del ser humano consigo mismo, y la relación siempre nos aleja del control". Este es sin dudas un tema importante tanto en La Cabaña (2207) como en Cross Roads (2012), su último libro que profundiza en el misterio del rol que adoptamos en nuestra existencia.

La película, está protagonizada por actores de primer nivel que dan credibilidad a los personajes, la fotografía y el guión atrapan y permiten también gozar de una experiencia fílmica, que aunque dura y discutible sirve a la reflexión sobre el duelo y afrontar la vida libre de rencor.

La productora TIK Films de Hong Kong tiene en su haber otros títulos nada sospechosos de adoctrinantes como Loving Vincent (2017), Wonder (2017) o La La Land, La ciudad de las estrellas (2016), pero que ciertamente conllevan un mensaje ético de fondo, algo que está en el alma de La Cabaña.

Compartir :