Hoy empieza todo

Cartel Todo empieza hoy

Hoy empieza todo

Título original
Ca commence aujourd’hui
País
Francia
Fecha de edición
1999
Duración
157 min
Género
Drama rural, pedagogía escolar,
Director
Bertrand Tavernier
Reparto

Philippe Torreton, Maria Pitarresi, Nadia Kaci, Didier Bezace, Veronique Ataly, Nathalie Bécue, Emmanuelle Bercot, Françoise Bette, Didier Bezace, Christine Citti, Christine Crevillen, Gérard Giroydon, Sylviane Gouda, Betty Teboulle

Fotografia
Alain Choquart
Música
Louis Sclavis
Montaje
Sophie Brunet
Producción
Frédéric Bourboulon, Les Films Alain Sarde, Little Bear, TF1 Films Production
Distribución
Avalon (Disponible en DVD, Colección: Cine Contemporáneo Filmoteca FNAC)
Estreno en España
1999 (22 Octubre)
Público
Sinopsis

Hoy empieza todo es la vida en una escuela infantil en una zona depauperada de Francia donde su director, Daniel Lefebvre, se ha rodeado de un equipo competente y dedicado, que estimula la creatividad de los niños y fomenta su despertar. Hijo de un ex minero, no puede ignorar el hecho de que su región, antaño rica, hoy está socavada por el desempleo y los males que la acompañan.

Una madre viene un día con su bebé a buscar a su hija. Mientras se inclina sobre la pequeña para besarla, de repente se derrumba en el patio del establecimiento, completamente borracha. Avergonzada, se levanta y huye, dejando al director a cargo de su descendencia.

En sus avatares se produce la muerte de un alumno. La dedicación, entrega e implicación en su trabajo sin duda se extralimita y va  más allá de lo establecido, pero en su esfuerzo hay la convicción de que este aporta un mejor futuro a los/las  alumnos/as.

Su actitud altruista sin embargo se ve torpedeada por la incompetencia de la Asistencia Social del Estado, y de las altas instancias de la Educación francesa.  Sin embargo, él se mantiene firme ante su compromiso de sacar adelante a tantísimos pequeños que cada día reclaman afecto (muchos de ellos están faltados del amor familiar por razones de la decadencia social) y formación.

Su vida personal cuenta con el soporte de su compañera Valéria que con sus dotes de artista plástica le brinda su apoyo y su especial afecto. Pero subyace en él una dura infancia junto a sus padres.

Una película preciosa y necesaria

Cuando ya no puedas derramar más lágrimas... Derrama amor. Su director, Tavernier no sólo pretende reflejar la cruda realidad, se propone ser una fuente de inspiración para combatirla. Nos descubre que un infeliz es incapaz de hacer felices a otros o que la desdicha también es contagiosa. Pero el mensaje de la película nos proporciona un modelo para la esperanza, para plantarle cara a esta plaga gracias al compromiso.

Daniel está comprometido con su labor, no sólo los quiere a los niños sino que lucha también por la situación social de los padres de los niños y las niñas que atiende. En cualquier caso, la muerte es uno más de estas tramas que siguen el curso escolar del parvulario.

Toda la película pues está llena de detalles, de emociones que se nos llevan y de compromisos que se boicotean, pero es sin duda toda la cinta es un poema al amor por la educación, algo que a día de hoy está en sus horas más bajas.

Sin duda es un clásico del cine que ensalza la figura de los docentes, y que fue muy agradecida por los enseñantes en el momento que se estrenó.

Trailer en francés

Compartir :