Enganchados a la muerte

cartel Enganchados a la muerte

Enganchados a la muerte

Título original: 
Flatliners
País: 
Estados Unidos
Fecha de edición: 
2017
Duración: 
108 min
Género: 
Ciencia Ficción/ Thriller/ Remake
Director: 
Niels Arden
Reparto: 
Ellen Page, Diego Luna, Nina Dobrev, Kiersey Clemons, James Norton
Fotografia: 
Erik Kress
Música: 
Nathan Barr
Montaje: 
Tom Elkins
Producción: 
Cross Creek Pictures / Columbia Pictures / Furthur Films / Screen Gems / Laurence Mark Productions
Distribución: 
Sony Pictures
Estreno en España: 
2017 (noviembre) - Disponible en DVD
Público: 
Sinopsis: 

Narra la historia de cinco residentes de medicina en cuyo día a día, de una manera u otra, la muerte siempre está presente. A raíz de esto, una de las residentes, Courtney (Ellen Page) se plantea estudiar qué le pasa al cerebro cuando morimos y qué experiencias conscientes viven aquellos que han estado a las puertas del abismo.

Desde el origen de los tiempos la pregunta ¿Qué hay más allá de la muerte? ¿Qué pasa después? es algo que concierne a la humanidad. Muchos pueblos, desde los Egipcios  pasando por los Griegos y los Fenicios, han creado historias y leyendas para dar respuesta a esta pregunta o para explicar la existencia del cielo o del infierno (tradición judeocristiana) o la presencia de una fuerza suprema de la cual todos formamos parte y a la que volvemos para reencarnarnos una y otra vez  hasta llegar a la liberación final (tradición budista).

Courtney decide experimentar con ella misma qué es lo que ocurre tras una experiencia cercana a la muerte y para ello, con la ayuda de sus compañeros, paraliza su corazón durante un minuto para que luego estos la reanimen.

Ella dice ver luces, sentir mucha tranquilidad y de repente se ve dotada de un amplio conocimiento sobre temas médicos, como si esta experiencia límite le hubiera llevado a la conciencia todo aquello que un día estudió, de una manera clara y lúcida, y tuviera la capacidad de retenerlo todo.

Además al revisar las resonancias magnéticas (fotografías del cerebro) observan que durante el estado de coma se activan de manera sobresaliente áreas relacionadas con los instintos más básicos o con la memoria. Asombrados con los resultados los demás también deciden probarlo, apelando al avance científico y a la ayuda en la investigación. Lo que empieza como un juego acaba siendo una pesadilla.

Durante el transcurso de los días posteriores al experimento, todos ellos tienen experiencias poco agradables con gente que ya no está en sus vidas, con gente con la que se sienten responsables de que ya no estén aquí, ya sea por haber sido presentes en su muerte o bien por hacerles algo que no estaba bien moralmente.

Llega a tal punto la situación que la presencia de estas personas no les permite llevar su vida con normalidad. Tras varias situaciones intensas se dan cuenta que las personas que les persiguen no están más que en su mente y que en el momento en que hacen las paces con ellos les dejan de atormentar.

A veces nos encontramos en esta misma situación sin necesidad de tener experiencias cercanas a la muerte, como si se tratara de fantasmas que nos atormentan. Siguiendo la filosofía de distintas religiones como la cristiana o la budista, el secreto está en aprender a perdonar y pedir perdón, a saber hacer las paces con el prójimo para así adquirir un vida tranquila y en paz, tanto en nuestro día a día como en el más allá, para poder vivir en harmonía con lo que nos rodea.

Lo que hay más allá de la vida sigue siendo un misterio para todos nosotros, pero cada vez tomamos más conciencia que lo importante es realizar acciones responsables y coherentes con nuestros valores mientras  estemos en vida para así disfrutarla al máximo sacando provecho de cada momento, viviendo en el aquí y el ahora.

Enganchados a la muerte (Flatliners) es un remake de Línea Mortal (1990) dirigida por Joel Schumacher e intrepretada por Kiefer Sutherland, Julia Roberts, Kevin Bacon y William Baldwin entre otros.

Compartir :