Ser mortal. La medicina y lo que importa al final

portada Ser mortal. La medicina y lo que importa al final

Ser mortal. La medicina y lo que importa al final

Título original
Being Mortal: Medicine and What Matters in the End
Autor
Atul Gawande
Editorial
Galaxia Guttenberg
Fecha de publicación
2018
Idioma
Castellano
Coordinación y corrección
Traducción de Alejandro Pradera
Impresión
Tapa dura, 280 páginas.
Público
Sinopsis

Ser mortal. La medicina y lo que importa al final evalúa el papel de la medicina cómo ciencia que ha triunfado en nuestro tiempo y ha convertido los terribles peligros del parto, de las heridas y las enfermedades en problemas manejables. Pero cuando se trata de las realidades inevitables del envejecimiento y la muerte, lo que hace la medicina es, a menudo, lo contrario de lo que debería hacer.

Atul Gawande, cirujano en ejercicio, pasa revista a las limitaciones e incapacidades de la medicina cuando se avecina la muerte. Este libro nos descubre cómo se pueden hacer mejor las cosas.

Creemos que la medicina consiste en garantizar la salud y la supervivencia, pero en realidad, es mucho más que eso. Quienes sufren una enfermedad grave tienen otras prioridades, al margen de prolongar su vida.

Entre las principales preocupaciones  que el autor considera están evitar el sufrimiento, estrechar los lazos con sus familiares y amigos, estar mentalmente conscientes, no ser una carga para los demás y llegar a tener la sensación de que su vida está completa.

La gente quiere compartir sus recuerdos, transmitir su sabiduría y sus objetos personales, arreglar las relaciones, establecer sus legados y asegurarse de que las personas que deja atrás van a estar bien.

Nuestro sistema de atención sanitaria tecnológica ha fracasado totalmente a la hora de satisfacer esas necesidades.

Ser mortal. La medicina y lo que al final importa es un libro apasionante y humano cuyo hilo conductor son las historias clínicas y personales de varios pacientes o familiares a lo largo de ocho capítulos independientes, que nos adentra en el papel de los médicos en un mundo en el que cada vez más gente vive hasta bien entrada la vejez: la ancianidad y la cercanía de la muerte.

Gwande advierte “Somos criaturas mortales, con cada vez menos salud, y debemos aspirar a tener la mejor vida posible hasta el final. La medicina debe ayudar en ese proceso. Hemos medicalizado la última fase de la vida, que cada vez dura más años".

La gente tiene más objetivos aparte de vivir más”. La gente fallece rodeada de máquinas y de profesionales sanitarios a los que no conoce.

En 1995, la mayoría de los fallecimientos en Estados Unidos se producían en el domicilio; en los ochenta, solo el 17% de los casos. La tendencia en Europa es similar. “La medicina actual ha convertido las vidas cortas y las muertes rápidas del pasado en unas vidas largas y unas muertes lentas”.

Este libro es interesante para saber como atender a los ancianos y que puedan llegar al final de su camino vital en paz y por tanto nos da pautas para prepararnos positivamente en el proceso de morir.

Un libro que reflexiona sobre la fase final de la vida de muchas personas a partir de su experiencia como médico, hasta el extremo de que uno de los casos mejor documentados es el de su propio padre.

Compartir :