El libro tibetano de los muertos o Bhardo Todol

portada El libro tibetano de los muertos o Bhardo Todol

El libro tibetano de los muertos o Bhardo Todol

Título original
The Tibetan Book Of The Dead
Autor
Compuesto por: Padmasambhava
Editorial
La Liebre de Marzo
Fecha de publicación
2016
Idioma
Castellano (existe una versión en catalán editado por http://dipankara.es/)
Coordinación y corrección
Graham Coleman y Thubten Jinpa
Diseño
Bárbara Pardo
Impresión
Formato de 17 x 24 cm con 578 páginas
Público
Sinopsis

Libro Tibetano de los Muertos ha sido reconocido durante siglos como un clásico de la sabiduría budista y del pensamiento religioso. Compuesto en el siglo VIII d. de C., su intención es la de preparar al alma para las adversidades y transformaciones del más allá.

El compendio de textos conocido como El Libro Tibetano de los Muertos comprende una orientación y prácticas exquisitamente escritas relacionadas con la transformación de nuestra experiencia en la vida cotidiana, en cómo dirigir los procesos del morir y del estado después de la muerte y en cómo ayudar a aquellos que están muriendo.

Su profundo mensaje es que el arte de morir es tan importante como el de vivir. El Bardo Thodol, o Libro Tibetano de los Muertos (Liberación mediante la Audición en el Plano posterior a la  Muerte), es una guía de instrucciones para los fallecidos y los moribundos, en virtud de que se considera que la muerte dura 49 días, después de los cuales sobreviene un renacimiento en el ciclo del renacimiento. Según la tradición, el libro fue escrito por Padmasambhava, el fundador del lamaísmo tibetano, en el siglo VIII.

Las enseñanzas de este libro incluyen: métodos para investigar y cultivar nuestra experiencia de la naturaleza última de la mente en nuestra práctica cotidiana, una orientación de cómo reconocer los signos de una muerte inminente y una detallada descripción de los procesos físicos y mentales del morir, rituales para evitar muertes prematuras.

En la tradición, el libro es leído al moribundo o al recién fallecido como una auténtica guía para que el difunto comprenda el período de su existencia actual (muerto), y para  así,  penetrar en el nuevo  mundo que la muerte representa o en el proceso que debe seguirse después de fallecer. El  bardo (que significa entre dos mundos), y da nombre al texto, se convierte en una suerte de estado intermedio entre la  muerte y el  renacimiento o la liberación.

Para el budismo tibetano, al morir, la conciencia de un individuo entra en el bardo, que tiene una duración de cuarenta y nueve días, antes de renacer en otro estado de reencarnación (humano, divino, demoníaco, animalesco, fantasmal o infernal), de acuerdo al karma poseído.

Bardo  Thodol  es  un  texto  que  trata  el  ciclo  total  de  la  existencia  samsárica,  entre  la muerte  y  el  nacimiento.  Los  ritos  mortuorios  que  aquí  se  plantean  tienen  un  gran  parecido con aquellos egipcios narrados en el Libro de la Salida a la Luz del Día (Libro de los Muertos), como ocurre con la restauración del principio de la conciencia después del “desmayo”, que sigue inmediatamente a la muerte.

Lo que pretende es acostumbrar al difunto en su nuevo medio ambiente o, incluso, con el pesaje del alma por la divinidad tibetana de Dharma-Raja o Shinje-chho-gyal (Rey de los Muertos), quien sostiene un espejo donde el alma se observa en su completa desnudez  mientras su siervo Shinje (un mono)  va colocando ante él guijarros negros y  blancos, de forma parecida al pesaje del corazón del difunto con la pluma de la Diosa de la Verdad, el Orden y la Justicia egipcia (Maat).

Las persecuciones del budismo en Tíbet a lo largo del sigl  IX, motivaron el ocultamiento del texto, tras una serie de ceremonias, en cuevas y lugares recónditos. Tras la expulsión de gran número de budistas de la montañosa región tibetana, muchos ejemplares permanecieron escondidos, hasta su recuperación en las siguientes centurias, momento en el que adquieren el nombre de Termas (derivado del término Gter, tesoros), mientras que los propagadores de sus enseñanzas se llamaron Reveladores del Tesoro.

La presente traducción con prólogo del Dalai Lama conserva la forma y el espíritu del original. El traductor reconoce en la introducción que "el Bar-do Thos-grol Chen-mo, El Libro Tibetano de los Muertos, es un texto-tesoro que se centra en este tema tan importante, se haya convertido en una de las obras más conocidas de la literatura tibetana en Occidente. Haber llevado a cabo la primera traducción completa de este ciclo de enseñanzas ha sido un extraordinario logro fruto de un gran esfuerzo a lo largo de muchos años".

Esta es la edición que recomendamos, pero hay una edición más sencilla cómo la de la Editorial Obelisco. También existe una versión en lengua catalana a cargo de Sogyal Rinpotxé

Padmasambhava (en sánscrito, "Nacido del loto") es el fundador de la escuela tibetana de budismo Nyingma en el siglo VIII. En Bután y Tíbet (donde los discípulos de la escuela Nyingma principalmente, pero también los de otras escuelas y el pueblo tibetano en general, le reconocen como el segundo Buda) se le conoce más comúnmente como Guru Rinpoche o el Maestro Precioso.

Compartir :