Cómo ayudar a los niños ante la muerte y el duelo

portada Cómo ayudar a los niños ante la muerte y el duelo

Cómo ayudar a los niños ante la muerte y el duelo

Título original: 
La domanda che vola (2012)
Autor: 
Francesco Campione
Editorial: 
Ediciones Dehonianas España
Fecha de publicación: 
2017 (Febrero)
Idioma: 
Castellano
Coordinación y corrección: 
Traducido por M. M. Leonetti
Impresión: 
Rústica con solapas. Formato de 21,5 x 15 cm con 184 páginas
Temática: 
Público: 
Sinopsis: 

Cómo ayudar a los niños ante la muerte y el duelo. La pregunta que vuela es un libro escrito por un profesor del departamento de medicina y cirugía de la Universidad de Bolonia. Este libro aborda el tema de la muerte y el duelo en los niños desde la perspectiva cristiana católica.

Los niños experimentan desde temprana edad el miedo a morir, a veces se sienten trastornados cuando en lugar de alguien queda una ausencia o un vacío y, en algunos casos, hasta pueden llegar a rechazar la vida.

Elaborar el duelo por la pérdida de una persona amada es una tarea difícil que puede realizarse de un modo poco adecuado y por tanto interferir con los procesos de desarrollo psicológico originando trastornos afectivos, cognitivos y comportamentales.

Muchos padres y educadores consideran que se ha de proteger a los niños de la «verdad traumática de la muerte». Otros, por el contrario, defienden su «derecho a la verdad» incluso en este tema.

En la presente obra se propone una tercera posibilidad: educar al niño a través de un estudio paciente del misterio de la muerte, enseñarle a no renunciar a desear el bien de la vida a pesar de la necesidad de la muerte.

Desde esta perspectiva enmarcada en la tradición del catolicismo, ni las fábulas ni el realismo de los «hechos» funcionan si se proponen por separado.

El autor defiende que en cambio, las fábulas y los «hechos», al presentarse juntos, nos ofrecen un material creativo para afrontar el futuro con el pesimismo de la verdadera ciencia, el optimismo de las narraciones y la búsqueda infinita del deseo del bien.

Explicar la muerte con un lenguaje que el niño pueda entender es posible y de hecho el autor hace un esfuerzo por recopilar ejemplos reales de situaciones con las que se enfrentan los profesionales del campo de la psicología o del ámbito educativo.

El libro se centra en cómo debe abordarse la realidad de la muerte y el duelo hasta los 10-12 años, ya que es cuando se forja el pensamiento abstracto al cual considera se adscribe el deceso.

De ahí que las creencias sirven para afianzar las realidades inexplicables y las religiones monoteistas tienen elementos comunes que las caracteriza. Sin embargo, el autor también defiende que no hay que dar explicaciones edulcoradas pues estas acaban creando comportamientos inadecuados.

Los conceptos claves que maneja el autor para su propuesta psicológica tiene que ver con valores como la universalidad, irreversibilidad, la temporalidad de la vida y la causalidad de esta.

Finalmente defiende la importancia de  crear una atmósfera de confianza y apertura, y que transmita a los niños el mensaje de que no hay una manera correcta ni equivocada de sentirse. También puede compartir con ellos las creencias espirituales que la familia tenga sobre la muerte.

Compartir :