Apuntes sobre el suicidio

Apuntes sobre el suicidio

Título original: 
Notes on Suicide
Autor: 
Simon Critchley
Editorial: 
Alpha Decay
Fecha de publicación: 
2016 (Enero)
Idioma: 
Castellano
Coordinación y corrección: 
Traducción de Albert Fuentes
Impresión: 
Rústica 14 x 21,2 cm; 112 páginas
Público: 
Sinopsis: 

Apuntes sobre el suicidio es un recorrido por el pensamiento filosófico alrededor de la idea del suicidio. El pensador británico pretende romper con el tabú occidental sobre el suicidio y despojarlo de la carga negativa que le imponen la ley, la medicina, la moral y la religión. Incluye también un capítulo con muestras de notas de suicidio y el ensayo de Hume Sobre el suicidio.

Es un buen complemento a la Historia del suicidio en Occidente, de Ramón Andrés (Acantilado, 2015), edición ampliada y revisada de la 2003.

Simon Critchley repasa las paradojas que suscita la muerte voluntaria y aunque es un libro breve se adentra en  reflexionar sobre el suicidio a partir de diferentes fuentes.

Por un lado hay el recuento histórico de suicidas célebres al análisis textual de numerosas notas de suicidio..

Así arranca Apuntes sobre el suicidio,: "En 2007, Edouard Levé se suicidó en su apartamento diez días después de entregar el manuscrito de Suicidio a su editor. Tenía cuarenta y dos años de edad. Jean Améry ingirió una sobredosis de somníferos dos años después de publicar en 1976 Levantar la mano sobre uno mismo. Discurso sobre la muerte voluntaria. Tenía sesenta y cinco años. En 1960, dieciocho años después de plantear y (eso pensaba) resolver la cuestión del suicidio en El mito de Sísifo, Albert Camus se mató en un accidente de coche. Se le atribuye haber dicho que morir en un accidente de tráfico es la más absurda de las muertes. El hecho de que llevara un billete de tren sin validar en el bolsillo no hace sino agravar la absurdidad de su desaparición. Tenía cuarenta y seis años".

El libro es pues un análisis que intenta sacar las connotaciones negativas que existen sobre este evento y por ello lo hace en parte analizando algunos casos célebres en que el suicidio tuvo protagonistas de excepción.

Tenemos los casos de Sócrates y Séneca, en la antigüedad clásica, para el libro también se adentra en los fiilósfos que hicieron apología del suicidio en los siglos XVII y XVIII y  finalmente recupera las tesis del librepensamiento histórico cuestionando a las tendencias sociales que han estigmatizado al suicidio tanto desde un punto de vista ético como penal.

También analiza algunos casos célebres de pensadores y escritores actuales.  En general pues es un paseo para ilustrar precisamente el acto del uso de la libertad personal para terminar con la vida.  Cierra el volumen un interesante capítulo de notas de suicidio, que incluye ensayo Sobre el suicidio de Hume, una excelente muestra del librepensamiento ilustrado.

Apuntes sobre el suicidio es un ensayo inteligente, provocador y a su vez de una sensibilidad extraordinaria.

Simon Critchley repasa en estas reflexiones sobre el suicidio diferentes fuentes —desde el recuento histórico de suicidas célebres al análisis textual de numerosas notas de suicidio— para llegar al fondo del asunto que le interesa: qué significa estar en posesión del regalo de la vida y en qué consiste la maldición de poder elegir libremente entre vivirla o, por el contrario, optar por la muerte.

El autor

Simon Critchley (1960) es filósofo y ocupa la cátedra de filosofía Hans Jonas en la New School for Social Research de Nueva York. Desde 1992 se ha dedicado a la divulgación de la filosofía contemporánea –en particular, estética, teoría política y filosofía continental– a través de más de una decena de ensayos como El libro de los filósofos muertos.

Compartir :