Y yo escogí vivir

cartel Y yo escogí vivir

Y yo escogí vivir

Título original: 
Et je choisis de vivre
País: 
Francia
Fecha de edición: 
2019
Duración: 
70 min
Género: 
Documental
Director: 
Damien Boyer, Nans Thomassey
Fotografia: 
Nabil Qerjij
Música: 
Grégory Tanielian
Producción: 
Orawa Prod / Zewatchers / France Télévisions / Centre National de la Cinématographie (CNC)
Estreno en España: 
No estrenado
Público: 
Sinopsis: 

Et je choisis de vivre es un documental de la vivencia sobre el duelo y el afrontar la muerte a partir de la experiencia de una mujer de 30 años, Amande, que pierde su hijo Gaspar a los pocos meses de vida. Para recuperarse, esta mujer junto al director Nans Thomassey, emprenden un viaje iniciático por la región francesa de la Drôme a la búsqueda de hombres y mujeres que, como Amande, han vivido la pérdida de un hijo. Entre todos se forja una cadena de amistad y de compartir este dolor indescriptible.

Según su promotores, un film dedicado a la muerte genera muchos temores (el sentido de la vida, la pérdida de un ser querido, la propia muerte ...). En este caso, el punto de partida era la pérdida de un hijo joven, una realidad que afecta a muchas familias y que la canción de Lynda Lemay no puede sintetizar mejor : "Cuando pierdes a tu cónyuge, te vuelves viuda, cuando pierdes a tus padres, te vuelves huérfano, pero cuando pierdes a tu hijo, no hay más palabras".

Por eso este documental se ha centrado al máximo en la utilización metáforas para abordar el tema. Es pues un retrato del alma de Amande desde la cual surgen sus preguntas, su angustia y cómo a través de las personas que han pasado por la misma experiencia y superaron el duelo le sirve de fuerza interior para escoger subirse nuevamente a la vida.

Este viaje iniciatíco es especialmente interesante ya que se desarrolla en un país marcado por la concepción laicista del mismo, y en la que a menudo las opciones espirituales se rechazan.

El duelo es una experiencia muy personal por lo que lo más interesante de este documental es que con una sensibilidad exquisita a sabido penetrar en el alma de las personas que participan, que explican lo que les ha permitido superarlo.

No faltan los rituales, y es que en el luto, no hay soluciones únicas, pero recuperar el sentido de vivir requiere de tiempo, pero sobretodo del no juicio y de aceptar el fluir que nos propone la vida.

El documental Y yo elijo vivir es una respuesta a las lágrimas del olvido y un bálsamo para la soledad de los dolientes. Destacamos su mensaje de fondo, que tejido de vivencias muy bien escogidas permite darse cuenta que el duelo precisa de dulzura, de compartir y de esperanza en la vida que se nos da. Cómo dice el novelista francés Gilbert Cesbron (París, 1913-1979), "La muerte cierra los ojos a los muertos pero los abre a los supervivientes".

Fruto de este documental, las principales empresas funerarias facilitaron la puesta en marcha la asociacón « Mieux traverser le deuil » que ha impulsado una plataforma digital de recursos para superar el duelo con cientos de artículos , bibliografía y  videos que informan y testifican sobre el proceso de duelo, tanto para los afligidos, el personal de atención psicológica, y según la tipología del duelo además de facilitar e directorio de asociaciones locales y profesionales dedicados al apoyo de duelo.

Uno de los aciertos de este documental es que a partir del proceso de duelo del otro advertimos las claves para afrontar el propio duelo. El propio documental para quienes lo conducen es pues la respuesta a las lágrimas del olvido y la soledad de los dolientes.

Una película para promover que el duelo hay que atravesarlo con más amabilidad y con la esperanza de un mañana más brillante. Cómo sentencia el filósofo y escritor  Frédéric Lenoir (1962 -) "El luto no es una montaña que hay que escalar escalar sinó un camino que hay que recorrer".
 

>> Más información en el Pressbook del documental.
 

Una aventura nada fácil

Cómo sucede en este tipo de documentales, los directores han acumulado decenas de horas de entrevistas llenas de sabiduría y el reto, es pues extraer estas perlas que se iluminan de vez de encuando y que sólo un trabajo paciente permite extraer para componer el metraje.

Este documental no ha tenido fácil abrirse paso ya que para los inversores el la muerte es un tema tabú y consideraban de poca audiencia y en parte tenían razón ya que vivimos en una sociedad que busca ocultar la debilidad y el dolor. Sin embargo, Nans Thomassey se acerca a Damien Boyer, productor y amigo quién se compromete a embarcarse en la aventura.

La película que lograrán juntos permitirá al público poner los pasos de Amande hacia la liberación. Además para recaudar fondos el equipo programó una gira por Francia y presenta su película en quince conferencias tituladas "Luto y renacimiento".

A todo ello se unió un crowfunding que fu un verdadero éxito ya que consiguió la segunda mayor recaudación de fondos en línea (más de dos mil donantes) para una película después de la película de temática ambiental Demain (2015) de Cyril Dion y Mélanie Laurent.

Compartir :