Una joven de 90 años

cartel Una joven de 90 años

Una joven de 90 años

Título original
Une jeune fille de 90 ans
País
Francia - Alemania
Fecha de edición
2016
Duración
85 miin
Género
Vejez y acompañamiento a la muerte
Director
Yann Coridian y Valéria Bruni-Tedeschi
Reparto

Thierry Thieû Niang, Blanche Moreau y los pacientes del Hospital geriátrico Charles Foix de Ivry

Fotografia
Hélène Louvart (AFC), Yann Coridian
Montaje
Anne Weil
Producción
Marie Balducchi, Agat Films & Cie- en coproducción con Arte TV
Estreno en España
No estrenada
Público
Sinopsis

Blanche tiene 92 años. Blanche vive en un hospital geriátrico. Ella no habla mucho, come poco y olvida cosas. Sin embargo, cuando Thierry, coreógrafo, viene a animar un taller de baile para los residentes de la residencia de ancianos, Blanche se transforma.

Este coreógrafo inclinado a afrontar retos, anima dos días en el hospital geriátrico de Ivry-sur-Seine. Lo hace en compañía de Valeria Bruni Tedeschi y Yann Coridian, los directores, y Hélène Louvart, la operadora, quiénes están presentes filmando cuando la magia se despierta.

Bajo los ojos de los cineastas, a Blanche le sobrevienen recuerdos que resurgen y vuelve a vivir y se enamora de nuevo. Como una joven, una joven de más de 90 años.

Por una vez, la mirada centrada en la demencia senil no sigue el movimiento descendente de la pérdida de la memoria y luego de la conciencia, sino que se propone prospectar en busca de las pepitas de oro que se esconden entre los recuerdos.

De repente, Blanche se enamora locamente de Thierry Thieû Niang. El coreógrafo está molesto, pues es consciente que está ante la cámara y a la vez abrumado por esta responsabilidad de lo inesperado,

Lo que sucede entre el hombre con el cuerpo casi perfecto y la mujer que ya no tiene el control de sus movimientos va más allá del incidente gracioso.

Es la historia que los cuidadores contarán durante semanas y es que el apego de Blanche será doloroso, como en cualquier historia de amor.

De la mente enfermiza de Blanche salen destellos de lucidez, pero lo que comenzó como un paseo por las profundidades de los bosques al final de la vida, se convierte en una tragedia amorosa, como si el Rey Lear se hubiera invitado en Romeo y Julieta.

El documental es magnífico, lleno de humanidad, una bella reflexión sobre el envejecimiento y como este no es más que la preparación para la muerte, que puede ser deliciosa..

Las coreografías de Thierry en el film parecen detener el inexorable paso del tiempo, al menos durante el rato que dura el baile.

También es un documental difícil, porque más allá de estos momentos graciosos, también ilustra con crudeza la demencia y la degradación que supone la vejez, la pérdida inexorable de la memoria, realidades que se exponen sin maquillaje. Un verdadero momento de cine.

Se puede visionar en versión original en francés sin subtítulos.

Compartir :