Le Domaine, donde la muerte no es un tabú

cartel de Le Domaine où la mort n'est pas taboue

Le Domaine, donde la muerte no es un tabú

Título original: 
Le Domaine où la mort n'est pas taboue
País: 
Francia
Fecha de edición: 
2015
Duración: 
52
Género: 
Documental
Director: 
Greg Nieuvarts
Reparto: 
Jean-Pierre Comtet y Pascal Malherbe
Fotografia: 
Greg Nieuvarts
Música: 
Jérémie Elis
Montaje: 
Sophie Averty
Producción: 
Franck Beyer para Les Films de l’Autre Côté
Estreno en España: 
No exhibido
Temática: 
Público: 
Sinopsis: 

Le Domaine où la mort n'est pas taboue (que podríamos traducir por La estancia, donde la muerte no es un tabú) es un documental que se adentra en el ámbito de los servicios funerarios a través de la visión de dos directores de funerarias.

Es desde este contraste que descubrimos las prácticas de una profesión poco conocida donde los valores que allí se desarrollan son un reflejo de nuestra sociedad, de nuestra humanidad.

Los protagonistas, son Jean-Pierre Comtet y Pascal Malherbe, ambos dirigen su propia empresa funeraria. El primer es cristiano y un defensor de la cremación y de los avances del sector, el segundo es ateo y apuesta por la inhumación y con una visión más artesana sobre la despedida.

Ambas visiones parecen irreconciliables, pero ambos defienden una profesión muchas veces desacreditada y casi maldita. Ambos defienden con la pasión de quién ama su profesión la necesidad de dejar rastro de un oficio que en su vertiente más humanizada amenaza con desaparecer.

Ambos funerarios le dieron a su negocio su vida o más bien su negocio es su vida. Una vida que gira en torno a la muerte, nuestro tabú más terrible. Ambos provienen de familias funerarias y curiosamente no tienen hijos.

A lo largo de este documental sus conversaciones sobre nuestra relación con la muerte, nos enlazan con nuestra relación con la vida. La muerte al final no es más que el espejo de la vida. Acercándose cada día más a los que están cerca de la muerte, Le domaine nos revela este espacio propio, donde la muerte no es un tabú.

La muerte que desaparece

A lo largo de las secuencias de este documental se muestra el trabajo de los empleados de la pompa fúnebre: evitar la piedad, apaciguar el dolor y hacer redescubrir la alegría de vivir. ¿Es una ceremonia realmente más exitosa cuando todos están llorando? El dolor del duelo debe aflorar durante la ceremonia fúnebre con fuerza.

La película también capta la dimensión artesanal de la profesión, el manejo de los cadáveres y preparación de féretros y el finado. Nada de aquello que nos conmueve profundamente se evita.

El documental explora esta relación íntima que la muerte ha establecido en una sociedad que la empuja cada vez más hacia los límites de una sociedad postmortal.

Poco a poco, nuestro mundo ve cómo los humanos se niegan a envejecer, las familias se rompen, el individuo se afirma en detrimento del colectivo, las personas son asistidas hasta los últimos momentos de sus vidas.

Estas son sólo algunas de las revoluciones sociales con las que los protagonistas de este documental, Pascal Malherbe y Jean-Pierre Comtet deben lidiar para desarrollar su negocio y satisfacer las demandas de su tiempo.

El trabajo de su director se enfrentó inicialmente a la negativa del sector a involucrarse en mostrar y reflexionar sobre sus servicios.

El documental intuye el final de una era, en el trabajo de la generación del Sr. Malherbe y el Sr. Comtel. de una forma de entender la vida y la muerte.

Una de las últimas veces que en Francia se ha proyectado en el cine es precisamente a raíz de la presentación en Bordaux de la  coopérative funéraire Syprès la primavera del 2018.

Compartir :