Una funeraria con Alma en Canarias

ALMA21 es una funeraria de Gran Canaria que ofrece todos los servicios funerarios, pero desde una perspectiva ecológica, de transparencia, de economía y de tradición. Un ejemplo de lo que deberían ser los servicios funerarios.

Una funeraria que destaca por su compromiso de respeto por la voluntad del cliente, Una funeraria que llena las últimas horas de nuestras almas desde la paz, la luz y la tranquilidad.

Si la persona vive en Gran Canaria o en alguna de sus islas, el  servicio de ALMA21  es una oportunidad para organizar un funeral lleno de detalles, humano, ecológico, económico y sobretodo vivencial.

Una apuesta empresarial ejemplar
Alma21, vehiculo fúnebre de recogidas
Vehículo fúnebre eléctrico para recogidas de la empresa funeraria canaria Alma21.

Alma21 fue creada en 2018 y la cara visible de la cual es Esther Pinto, tanatopractora y docente, aunque detrás hay una familia dispuesta a ofrecer sensibilidad, atención, cuidado y toda nuestra ayuda.

Es una empresa funeraria de estilo europeo que por su concepción y servicio se atienden sobretodo  los sentimientos y emociones que afloran en las perdidas.

El vehículo eléctrico de recogidas es quizás el emblema, un vehículo que ademas se esteriliza con luz ultravioleta. No organizan el desfile con la típica limusina fúnebre ya que el verdadero valor para Alma21 está en la calidad, la transparencia, y la calidez de la ceremonia de despedida.

Les mueve como visión la llamada buena muerte en la que la gestión del fallecido se adapte a sus convicciones en vida o de la familia, pero sobretodo para causar el menor daño al medioambiente.

En definitiva, hacer que la experiencia del final de la vida esté centrada en el ser humano y por ello incitan a hablar sobre los propios deseos para la despedida de la vida con un servicio de planificación anticipada como marca empresarial.

Productos ecológicos para despedidas amables
Alma21 funerales sostenibles y vivenciales
Alma21 funerales sostenibles y vivenciales, los pequeños detalles que harán de este momento difícil un recuerdo amable, incluso con la vela a caja cerrada..

Si hay algo que destaca en la visión del servicio funerario de Alma21 es la transparencia y la sostenibilidad. Ofrecen protocolos  sostenibles exclusivos en los que cada detalle del servicio cuida al medio ambiente.

El féretro básico y que recomiendan es de cartón, está homologado y es la única empresa de las islas que lo ofrece. Sin duda, constituye una singularidad, y esta elección les permite por un lado cumplir con los aspectos que obliga la normativa de féretros ecológicos y a la vez ofrecer unos precios razonables.

A continuación, por definición de la visión de la empresa, los ornamentos florales se basan exclusivamente en planta viva o planta seca de proximidad. En todos ellos no hay plásticos ni metales ni otros tóxicos presentes en las tradicionales coronas fúnebres.

Si es escogen servicios ajenos como las salas de vela, el crematorio o el cementerio, estos están estimados de acuerdo con las tarifas públicas. En definitiva, el precio del funeral es siempre transparente y además los más económicos de las islas.

Pero lo importante, más allá de estos aspectos económicos, que también son importantes, es que se trata de un servicio amable, profesional, ecológico y vivencial.

Ceremonias llenas de vida con planificación anticipada
Alma21 ornamentos florales
Alma21 ornamentos florales, con plantas vivas para tener el mejor recuerdo de la despedida del ser querido.

Organizar una celebración de despedida tiene una vertiente de sensibilidad que no es habitual en las funerarias convencionales. Alma21 lo deja claro "brinda a la familia una experiencia con ALMA". Por eso como lo afirma su responsable, Esther, han diseñado diferentes experiencias que permiten asimilar, compartir y mitigar la pérdida.

El repertorio de experiencias ofrecidas van desde poder colgar en un almendro para colgar palabras de agradecimiento o frases de apoyo para la familia, hasta plantar un árbol en recuerdo del fallecido.

La ceremonia fúnebre puede prepararse tras el deceso. En este caso, una persona de Alma21 se desplaza al lugar para asesorar y acompañar a la familia, pero desde un punto vivencial y cuando es posible nada mejor que la planificación anticipada.en vida.

Alma21 ofrece en este sentido el servicio "MI HUELLA". No se trata de un seguro de decesos sino de un pago por adelantado de un servicio seleccionado por el cliente en vida. Este servicio de planificación anticipada incluye el servicio básico, es decir la recogida, el acondicionamiento, el féretro, la urna, las tasas del crematorio o del cementerio y los trámites legales obligatorios.

A continuación se puede escoger cualquier sala de vela en el tanatorio que se indique u otra opción de ceremonia si se ha escogido la cremación directa. Y por supuesto todos los productos complementarios que embellezcan la ocasión.

Por supuesto, el cliente podrá rescindir de forma anticipada el contrato, y se le reintegra todo el capital, a excepción de los gastos de tramite, pagados al inicio y no repercutidos en el futuro servicio.  

Con este servicio de planificación anticipada, llegado el momento, con una  llamada bastará para que Alma21 inicie todo lo pactado previamente. Por supuesto que el haber contratado MI HUELLA, debe ser comunicado a la familia o  personas de confianza. Tras la defunción, la familia o personas de confianza no podrán modificar la voluntad del cliente en vida.

Vestidos con amor para la última fiesta
Alma 21 Funeraria, vestido
Textiles naturales que no están integrados al ataúd y no se destruyen ni contaminan y que permiten que el cuerpo difunto se exponga elegante y ecológico. Fotos del reportaje facilitadas por Alma 21 la funeraria ecológica.

Otra de las innovaciones de Alma21 es el diseño del ataúd y el fallecido para la sala de vela. Visten el ataúd de cartón para sala de vela, con un textil que no está integrado y se retira antes de la cremación. Luego disponen también de una serie especial para las salas con túmulos de cristal y un arropado del ataúd cuando este se expone en caja cerrada.

Se trata de piezas textiles con fibras ecológicas que tienen la particularidad de dar un aire solemne al fallecido. Estas permiten sustituir a la típica vestimenta funeraria que utilizan las funerarias convencionales y que no se retiran cuando el féretro va a cremación.

Y  si bien este aspecto de la decoración del ataúd y el fallecido para la sala de vela es innovador, también lo es la personalización que gracias a su asesoramiento facilita organizar una ceremonia llena de detalles.

En Alma 21 cuidan del conjunto de la estructura ceremonial como de los elementos que la integran, es decir, la música asociada a estos momentos especiales, las  lecturas de familiares y amigos o la proyección de imágenes para el recuerdo. En definitiva, cuidando todos y cada uno de los detalles.

Compartir :