Biología de la muerte

Artículos encontrados: 16. Mostrando 11 de 16
Biología de la muerte

Los aromas del cadáver son más de 450 sustancias que se desprenden durante la descomposición de un cuerpo humano. Las más conocidas, la cadaverina y la putrescina, y todas ellas cumplen con funciones ecológicas y modifican nuestro comportamiento. Identificar estas sustancias contribuye a mejorar el conocimiento forense.

Biología de la muerte

Un equipo de neurocientíficos ha observado la muerte como nunca antes se había visto basada en la existencia de ondas de despolarización celular. Sintetizamos este fenónemo a la vista de los últimos estudios científicos.

Biología de la muerte

La muerte de una célula es un proceso sorprendentemente y espectacular a juzgar por las imágenes cuando se produce la apoptosis. Las señales que desencadenan la apoptosis se producen en cascada a través de la célula en una onda que se desplaza a una velocidad de 30 μm/min o 2 mm por hora.

Biología de la muerte

La tafonomía forense estudía los procesos post mortem que afectan a la preservación, observación y recuperación de los organismos muertos, adentrándose en la reconstrucción de su biología o ecología, o de las circunstancias de la muerte. La muerte entonces nos habla desde el futuro para explicarnos el pasado.

Biología de la muerte

El estudio de los cadáveres es una practica de la ciencia forense, gracias a los campos de descomposición, la antropología forense ha avanzado en determinar el proceso natural de la muerte,

Biología de la muerte

Detalle paso a paso la sucesión biológica de lo que sucede tras la muerte clínica de una persona y se profundiza en el estudio de la tanatomicrobiota. El proceso que se aprecia a las pocas horas con el llamado rigor mortis forma parte de un proceso biológico imparable.

Compartir :