La física del alma

fiscadelalma.jpg

La física del alma

Título original
Physics of the Soul: The Quantum Book of Living, Dying, Reincarnation, and Immortality
Autor
Amit Goswami
Editorial
Ediciones Obelisco
Fecha de publicación
2008 (noviembre)
Idioma
Castellano
Impresión
Rústica 15,5 x 23,5 cm; 336 páginas
Público
Sinopsis

La física del alma: el libro cuántico de la vida, la muerte, la reencarnación y la inmortalidad  es un libro en el que la ciencia y el alma se dan la mano y tal y como es habitual en este autor, su lenguaje es preciso pero a la vez  tan divertido como profundo.

Goswami se adentra en los conceptos de la física cuántica para estudiar y demostrar científicamente las teorías metafísicas de la reencarnación y la inmortalidad.

Demuestra que la realidad de la física cuántica y las profundas creencias de las milenarias tradiciones espirituales del mundo, en lo esencial se complementan.

¿Existe un alma capaz de sobrevivir a la muerte y de transmigrar de un cuerpo a otro?. El autor intenta demostrar que cuando las ideas cuánticas se introducen en nuestro modelo de la consciencia en el contexto de la ciencia idealista, aparece una entidad similar al alma (Goswami, lo llama mónada cuántica) que media en la reencarnación.

Si la reencarnación es científica, ¿cómo deberíamos vivir y morir?. Es aquí donde a la luz de las investigaciones de la física cuántica examina las consecuencias  que la nueva ciencia de la reencarnación puede tener sobre nuestra visión del mundo, sobre cómo morimos y cómo vivimos. y sobretodo cómo deberíamos contemplar nuestra búsqueda de la inmortalidad.

El autor afirma que podemos desarrollar una física de l inmortalidad aunque todavía mucho por andar para demostrarla científicamente en experimentos, sin embargo, seguramente lo podremos comprobar. Y es que una de las principales preocupaciones para muchas personas, y desde luego para las religiones es aquello que ocurre después de la muerte.

La idea del alama incorpórea es muy popular. Pero el alma no tiene nada que ver con el ego que es aquello que en el plano material germina con las experiencias aportadas por toda la biología humana. Este ego, tanto sus recuerdos como su dotación genética son físicos.

Tras el fallecimiento del cuerpo estos no pueden seguir funcionando de la misma forma. Pero, la cuestión es que desde la misma forma que en los sueños, a pesar de mantener la conciencia de nuestro cuerpo físico nuestra identidad es diferente, sucede algo parecido con estado no vivo.

Para el autor lo que sobrevive es algo que regresa en otro cuerpo con otro nacimiento y el proceso se repite una y otra vez. La ciencia cada vez se acerca a más a algunos de los conceptos aportados por las filosofías. Y cómo afirmaba Platón, "la luz es la única realidad, pues luz es todo cuanto vemos; en el monismo basado en la primacía de la consciencia, la consciencia es la luz y los arquetipos constituyen la realidad trascendente y el espectáculo de sombras es la realidad inmanente".

Cómo afirma en el libro Amit Goswami "Yo creo que una ciencia de la reencarnación, firmemente asentada y arraigada en las ideas de la trasnmigración del alma dentro de una nueva dinámica cuántica que resulte convincente y satisfactoria, reducirá el miedo a la muerte en el ser humano. La muerte se aceptará entonces como parte de la vida, y no intentaremos negarla frenéticamente. El descubrimiento de ese significado en el fenómeno de la muerte traerá pleno sentido a nuestra exploración de la vida. Y, a medida que seamos capaces de vivir, veremos la muerte como un armazón para un oportunidad creativa, un paso necesario para una renovación de la vida".

El doctor Goswami, es mundialmente conocido por ser colaborador en la película ¿¡Y TÚ QUÉ SABES!? y autor de otros libros de divulgación sobre la visión que nos aporta la física cuántica y su conexión con las profundas creencias espirituales y religiosas del mundo, demostrando que se apoyan esencialmente las unas a las otras. El resultado es un libro con una cosmogónica amplia, excitante y rica que integra el sistema coherente, es decir, mente, espíritu y ciencia.

Compartir :