Recuerdos digitales

Los recuerdos y el memorial de un difunto se abren camino por la red y el mundo digital. Las aplicaciones móviles para este sector son una componente de innovación, pero puede que se esté abusando ya que la tecnología digital tambiént tiene su huella ecológica.

Ell recuerdo sigue siendo esencial para un buen duelo, pero para un funeral natural el mejor recuerdo es el que obtenemos de una vivencia más que de navegar entre imágenes y vídeos sobre la persona fallecida.

Las nuevas generaciones se enfrentan como antaño con la realidad de convivir con la pérdida o el deceso como una etapa más en el ciclo vital.

Las creencias religiosas se derrumban frente a los avances científicos y tecnológicos y lógicamente, las costumbres se transforman, pero quizás no deberíamos olvidar de que cualquier recuerdo sea de bajo impacto ambiental, simples y vivenciales.

Cada vez son más las personas que solicitan una ceremonia funeraria simple (no tanto por el coste, que también) sino por qué están convencidos que esta despedida del mundo material tiene que ser liviana en consumo y más creativa. Lo ilustra muy bien el film Captain fantastic.

Recuerdos en la red
alife1.jpg
Alife, la APP que recuerda la vida de la gente que se ha ido, y facilita mantener los recuerdos de la gente que se queda.

El recuerdo de un difunto antes se adornaba con decenas de coronas florales, ahora cada vez más, además de flores, se llena con publicaciones y testimonios en las redes sociales.

Las funerarias no han sido ajenas a estos cambios y son conscientes que las personas que fallecen tienen ya una huella digital y una importante presencia en el mundo internet.

Existen plataformas digitales de tipo memorial que se ofrecen a través las empresas funerarias que permiten que los amigos y familiares puedan disponer de un espacio público o privado

En definitiva, espacios donde compartir los recuerdos de la persona fallecida en forma de fotos, textos o vídeos, con apartados para escribir mensajes personales, notas de agradecimiento e incluso enviar sus condolencias de forma no presencial.

Una de estas es Alife, una aplicación accesible desde la web o como aplicación para los móviles o tablets Android e iOS, donde la propia funeraria introduce los datos del difunto, facilitando a los familiares un SMS con un enlace que llevara a toda  la información.


¿Será duradero lo digital?

Sin embargo, elegir un sitio de internet confiable está cargado de dificultades ya que:

- muchos de estos sitios ya han fracasado y con ellos se han hundido todos los recuerdos volcados;
- un buen número de desarrolladores web han identificado el hospedaje conmemorativo en línea como un generador de ingresos por lo que es un terreno fértil a iniciativas poco solventes;
- la privacidad es otro factor a tener en cuenta.

Tres factores determinan la calidad de un sitio conmemorativo en línea:
- Garantías éticas ¿ha firmado algún compromiso como The Memorial Code?
- Es funcional - ¿Cómo se maneja? ¿Dispone de las utilidades adecuadas para el recuerdo digital? ¿Atiende cuestiones de usabilidad?
- Solvencia de la entidad que la soporta.


Memoriales en linea

Un memorial en línea, en definitiva, es un tributo personalizado que es una forma emotiva la cual permite reunir recuerdos del difunto para que su vida sea recordada y celebrada y fácilmente accesible para cualquier interesado que disponga de conexión a internet.

En el Reino Unido, una de los memoriales online más reputados es MuchLoved, creado por una organización sin ánimo de lucro (UK Registered Charity nº 1118590), garantizada por The Memorial Code y sobretodo con un servicio de hosting confiable y seguro.

network.jpg
Opciones en España

En España ya hay diferentes entornos web accesibles desde ordenador, móvil o tablet diseñados para atender las demandas básicas de un servicio funerario. De entre ellas destacamos un par.

Muros del recuerdo, es una herramienta digital permite dejar planificada la herencia de todo su legado digital y facilitar así, la entrega de documentos, mensajes, recuerdos o contenidos a otras personas.

Esta plataforma también facilita establecer las últimas voluntades e información que ayude a los familiares con ciertos trámites tras el fallecimiento, entregando si así se desea, información sobre los seguros y coberturas, copia del testamento en PDF, qué hacer con el cuerpo, personas a las que avisar, voluntades anticipadas y mucho más.

SuRecuerdo, es un espacio digital personal, donde familiares y amigos podrán honrar a la persona fallecida que permite desde poner una vela digital hasta escribir una condolencia o comprar flores de una forma fácil e intuitiva. Es un espacio que permite transmitir el sentir de la persona y compartir el triste acontecimiento vía SMS, WhatsApp o en redes sociales sin necesidad de decir nada.

Algunas funerarias ofrecen servicios más sencillos como la posibilidad de escribir una nota de condolencia a través de su plataforma web y la empresa la entrega a la familia dejando así el testimonio de quien lo manda a la familia.

Otras ofrecen la redacción de la biografía del difunto por parte de un cronista profesional, que permite recordar los hechos más importantes de su vida y que las futuras generaciones puedan conservar el testimonio de sus antepasados.

Otras iniciativas digitales fúnebres
omlime.jpg

También se han diseñado los obituarios digitales como la plataforma Omlime que permite reunir la biografía y los recuerdos del fallecido aportados por él mismo, por familiares o por amigos (textos, fotografías, vídeos in memóriam, etc.). En este misma línea, algunas empresas ofrecen libros de condolencia personalizados.

Algunas funerarias ofrecen apps para móviles cuyo objetivo es proporcionar a la familia y amigos un espacio íntimo donde compartir recuerdos del ser querido fallecido.

Otras disponen de dispositivos digitales para soportar el llamado libro digital de firmas. Todo ello sin dejar de mencionar que se pueden crear páginas memoriales en blogspot por parte de familiares o amigos donde volcar sentimientos hacia la persona fallecida (1) o incluso expresarse en el caso de eventos trágicos (2). 

En una clara adaptación de las populares postales digitales para felicitar cumpleaños y otras efemérides también en el sector funerario se han introducido las condolencias digitales.


Esquelas digitales

El servicio de la esquela digital permite escribir unas líneas que recuerden a él o a ella y así mantener  vivo su recuerdo. Desde la web basta con seleccionar una imagen y un texto y esta se convierte en una esquela que se puede compartir o enviar por mail.

Todas estas opciones de tipo digital, aunque su mantenimiento comporta un gasto energético en el mantenimiento de servidores, son la mejor opción en el ámbito de lo ecológico, ya que minimizan el consumo de materias primas que además acostumbran a ser efímeras en cualquiera que sea la forma que adopten los recuerdos varios.

La ventaja de estos recursos memoriales digitales es que son fácilmente accesibles desde cualquier terminal, ordenador portátil, tableta o teléfono móvil.

Esta facilidad de acceso que permiten las telecomunicaciones no debe ocultarnos que el mundo digital conlleva un consumo energético importante.

Otro aspecto a no olvidar sobre el recuerdo no presencial es que dar el pésame no es lo mismo hacerlo con un mensaje digital (por más emoticonos corazón que pongamos) que de forma personal con un fuerte abrazo.

Compartir :