Marisa

cartel Marisa

Marisa

Título original: 
Marisa
País: 
España
Fecha de edición: 
2013
Duración: 
51 min
Género: 
Documental
Director: 
José Maria Bellido
Reparto: 
Marisa Garteiz-Gogeascoa
Fotografia: 
Gert Voor in’t Holt
Música: 
Bingen Mendizabal
Montaje: 
Aitor López de Aberásturi
Producción: 
Hélice creativos
Temática: 
Público: 
Sinopsis: 

«Marisa» aborda la situación del duelo ante la pérdida de un ser querido y, en este caso, con un protagonismo nuclear dentro del seno familiar: la figura de la madre / esposa. Con la exposición de este caso real, la trama argumental propicia la reflexión sobre temas que afectan a la universalidad de las personas: La reacción ante la noticia del diagnóstico de una enfermedad grave, la actitud del paciente, los momentos de esperanza, los momentos de desazón, la conciliación de la vida cotidiana y la enfermedad, la ausencia…

La obra emplea dos herramientas narrativas propias del género documental: el material grabado por Ignacio con su teléfono móvil –a raíz de que diagnosticasen un cáncer a su madre– y el testimonio de los familiares acerca de la enfermedad, de la vida y de la muerte. Una tercera vía discursiva, sustentada en la narración del personaje recreado «Marisa» y en la plástica visual, se aleja del realismo documental y se adentra en la lírica existencialista.

La narrativa se desarrolla en torno a tres conceptos universales: la muerte, el amor y la vida: las tres heridas que para Miguel Hernández constituían la esencia del existir. Estos conceptos se muestran como un tejido trenzado, en los que resulta difícil separar sus diferentes hilos.

La ausencia y la presencia son arbitradas por el tiempo –a veces cruel, a veces amigo– que dibuja en elipsis un argumento que se desarrolla alejado de la cronología de los acontecimientos; un sistema solar regido por Kronos, donde giran los episodios de esta historia.

La obra incorpora recursos plásticos novedosos que desacralizan el purismo convencional de la fotografía cinematográfica: la debilidad aparente de una imagen con baja resolución captada por un teléfono móvil es deconstruida para exprimir su belleza, consiguiendo una sorprendente mirada que, en contrapunto con la fotografía de las cámaras propias del cine con la que convive en este documental, otorgan a la obra una riqueza visual especial.

Por expreso compromiso de Ignacio Isusi, productor ejecutivo y propietario de los derechos de explotación, los ingresos que generaba esta obra tienen un fin no lucrativo y solidario ya que se destinaban a la investigación contra el cáncer y a la Asociación Bakuva que trabaja con niños en riesgo de exclusión social en Bilbao, la entidad en la que Marisa Garteiz, protagonista de esta obra, desarrolló una ingente labor.

Compartir :